• Home
  • Blog
  • La regla 3-2-1 en los backups

La regla 3-2-1 en los backups

Uno de nuestros objetivos cuando planificamos nuestras copias de seguridad es garantizar la disponibilidad de los datos. La regla 3-2-1 en los backups nos ayuda con esto, y fortalece nuestra infraestructura al dejar copias de las copias en lugares diferentes.

Con esta regla 3-2-1 en los backups evitarás situaciones como la que vivieron los administradores de sistemas del Crédit Lyonnais de París en 1996, cuando tuvieron que entrar al edificio en llamas para rescatar las cintas de copias de seguridad, e inevitablemente terminaron perdiendo los datos.

Curiosamente, esta regla 3-2-1 la popularizó un reputado fotógrafo, Peter Krogh. Según él, existen dos tipos de personas: quienes ya han sufrido un fallo de almacenamiento, y quienes lo van a sufrir en el futuro. Es una frase tan lapidaria como cierta cuando se habla de informática: en algún momento, tarde o temprano, algo fallará.

Principios de la regla 3-2-1 en los backups

  • Guarda al menos tres copias de tus datos.
  • Almacena las copias en dos soportes distintos.
  • Guarda una copia de backup offsite.

La primera directriz establece que para nuestros datos siempre deben haber tres versiones: la de producción, la copia principal y la secundaria. Es decir, que tienes que hacer una copia de tus copias. Te será muy valioso si el repositorio principal se perdiera, pues evitará que pierdas años de respaldos.

Cinta LTO para copias de seguridad

La copia de la copia (backup copy) debe ir a un soporte o almacenamiento distinto que la copia principal. Ten en cuenta que aunque tengas mil copias, si todas están en el mismo disco duro y este se estropea, se perderá todo.

Finalmente, la copia offsite consiste en hacer una tercera copia fuera de la oficina o del centro de datos, lo que nos protege frente a desastres mayores como puedan ser un incendio o un robo.

Tradicionalmente, las copias offsite se han venido realizando en soporte cintas, y se sacaban todos los días del sitio. Pero la mejora de las velocidades de internet y del hardware en general ha hecho que éstas ya no se usen tanto, y se prefieran los discos USB o directamente apostar por las soluciones en cloud como Google Drive.

Como ves, la regla 3-2-1 en los backups es bastante sencilla y directa, y evita complicaciones innecesarias. La tercera puede ser un poco más difícil sobretodo si el volumen de datos es grande. No obstante, no deberías descuidarla, pues será decisiva para que la empresa pueda recuperarse en el hipotético y nada deseable caso de desastre.

En NSS te ayudamos a definir tus planes de copias de seguridad y llevarlos a cabo con éxito. Así que no dudes en contactar o comentar más abajo para cualquier cuestión relacionada con la disponibilidad de tus datos.

Espacio para publicidad
[Total:4    Promedio:5/5]

NSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *